Con un gracioso elefante en lo alto, esta preciosa tarta en tonos azul bebé y blanco es perfecta para celebrar bautizos, nacimientos o esos primeros cumpleaños tan especiales.

El piso de abajo es de sabor chocolate blanco y el de arriba de zanahoria, ambos rellenos con un delicioso buttercream de queso crema y chocolate blanco.

 

A %d blogueros les gusta esto: